Cosante del cojo

English translation follows.


Con la cara consternada
y la boca torva
el cojo en la calzada

Vida de dolor y la enorme carga
vida que se marchita
el cojo en la calzada

Falta de esperanza
piedras pesadas y la lluvia
el cojo en la calzada

Lágrimas de la alondra callada
desesperación infinita
el cojo en la calzada

El sol escondido detrás de la montaña
la sombra creciendo sin parar
el cojo en la calzada

Con la cara consternada y muerta
y la luz apagada
el cojo en la calzada


With the dismayed face
And the grim mouth
The cripple on the footpath

Life of pain and the enormous burden
Life that has withered
The cripple on the footpath

Lack of hope
Heavy rocks and the rain
The cripple on the footpath

Tears of the silenced lark
Infinite despair
The cripple on the footpath

The sun hidden behind the mountain
The shadow growing without pause
The cripple on the footpath

With the face dismayed and dead
And the light gone out
The cripple on the footpath


Written in December 2013 and inspired by Octavio Paz’s poem “Cosante.”

Advertisements

Canción del baile de la vida

English translation follows.


Mi vida: la danza bella
En la que no sé los pasos.
En cielo, soy una estrella
Hasta caigo y en tierra yazco.

Mis piernas rápido bailan
Y yo con luz brillo.
Mis pies torpes tropiezan
Y yo me apago.

Sería un baile tan hermoso
Si supiera cómo bailarlo.
¿Este esfuerzo lastimoso?
Solamente hay que quitarlo.

Mis piernas rápido bailan
Y yo con luz brillo.
Mis pies torpes tropiezan
Y yo me apago.

No soy una bailarina:
No lo quiero ser.
Porque mi baile no es fino,
Yo no quiero ser.

Mis piernas rápido bailan
Y yo con luz brillo.
Mis pies torpes tropiezan
Y yo me apago.


My life: the beautiful dance
To which I don’t know the steps.
In the sky, I am a star
Until I fall and lie in the earth.

My legs dance quickly
And I shine with light.
My clumsy feet trip
And my light goes out.

It would be such a lovely dance
If I knew how to dance it
This painful struggle?
All that’s left is to be rid of it.

My legs dance quickly
And I shine with light.
My clumsy feet trip
And my light goes out.

I am not a dancer:
I do not want to be.
Because my dance is not refined,
I do not want to be.

My legs dance quickly
And I shine with light.
My clumsy feet trip
And my light goes out.


Written in October 2012 (during Chemistry class, if it matters). I found this one exceptionally hard to translate. How does it come across in English?

Casida del adiós

"Goodbye is the hardest word" by Shawna Erback

Art: “Goodbye is the hardest word” by Shawna Erback

Casida del adiós

English translation follows.


He cerrado mis labios
porque no quiero decir adiós,
pero en las caras que me rodean
no veo más que adiós.

Las memorias al frente burbujean,
las amistades al pasado se mueven,
cien esquirlas de vidrio cubren la alfombra.

Así el adiós empaña las memorias,
el adiós termina las amistades,
el adiós crea las esquirlas de vidrio,
el crujido de la puerta es un aullido de tristeza,
y no quiero decir adiós.


I have sealed my lips
Because I do not want to say goodbye
But in the faces that encircle me
I see nothing but goodbye.

The memories shift into the foreground
The friendships fade into the past
A hundred shards of glass litter the rug.

And so the goodbye tarnishes the memories
The goodbye terminates the friendships
The goodbye creates the shards of glass
The creak of the door is a howl of sorrow
And I do not want to say goodbye.


Written in December 2013
Inspired by Frederico Garcia Lorca’s “Casida del llanto” and published here in honor of my last day interning in Barcelona

La música

November 2013
inspired by Pablo Neruda’s “La poesía
English translation follows.


Allí estaba sentada, en una noche fría de otoño,
cuando vino la música
y me cautivó.
No sé por qué, ni cómo lo hizo,
no sé si fue por causa o destino,
pero vino de la oscuridad más negra,
vino sin forma,
sin intento,
y fuerte como una tormenta violenta.

Yo era controlada por el huracán,
no podría mover sin que sus dedos me tocaran.
La música me encontró,
me rodeó,
y me entró,
y mi alma cantaba con su ritmo.

Rodeada por la melodía
en la noche estrellada con notas de plata pura,
allí yo giraba,
una marioneta
débil y pequeña.
Y sentí su toque suave:
me acercó,
creciendo de la tierra,
subiendo a mis piernas,
abrazando mi cuerpo.
Mi boca abrió
y canté las primeras notas vacilantes
temblando con miedo
temblando con júbilo.
Como un pájaro liberado, mi voz voló por los cielos
y de repente comprendí el sentido de
oír
ver
tocar
vivir
amar.
Y me sentí la unidad de todas las cosas.
Grité, y el mundo me contestó.

Una parte minúscula,
una parte crítica,
una parte de lo infinito,
aquí estoy yo.
Con la música arriba, abajo, detrás y delante,
alimentada y sostenida por ella,
así vivo yo,
con una comprensión obtenida del poder misterioso
de la música de la noche. Continue reading