On dancing partners, or the lack thereof

All these years, I thought I wanted my special someone to be a fantastic dancer who could sweep me off my feet. He’d have to, to make up for my two left ones. I always thought it would be the most romantic thing in the world to glide across the ballroom dance floor with my prince charming.

I’ve changed my mind.

I want my special someone to be a horrendous dancer. Just abysmal. An absurd jingle-jangle of limbs that you can’t make sense of, because you’re too busy laughing your guts out watching.

And I want to dance with this someone — in the privacy of our own apartment — stomping around and waving our arms with wild abandon to the sound of our Disney Favorites playlist on shuffle, not caring how ridiculous we look, because goshdarnit, we’re having the time of our lives.

Advertisements

La música

November 2013
inspired by Pablo Neruda’s “La poesía
English translation follows.


Allí estaba sentada, en una noche fría de otoño,
cuando vino la música
y me cautivó.
No sé por qué, ni cómo lo hizo,
no sé si fue por causa o destino,
pero vino de la oscuridad más negra,
vino sin forma,
sin intento,
y fuerte como una tormenta violenta.

Yo era controlada por el huracán,
no podría mover sin que sus dedos me tocaran.
La música me encontró,
me rodeó,
y me entró,
y mi alma cantaba con su ritmo.

Rodeada por la melodía
en la noche estrellada con notas de plata pura,
allí yo giraba,
una marioneta
débil y pequeña.
Y sentí su toque suave:
me acercó,
creciendo de la tierra,
subiendo a mis piernas,
abrazando mi cuerpo.
Mi boca abrió
y canté las primeras notas vacilantes
temblando con miedo
temblando con júbilo.
Como un pájaro liberado, mi voz voló por los cielos
y de repente comprendí el sentido de
oír
ver
tocar
vivir
amar.
Y me sentí la unidad de todas las cosas.
Grité, y el mundo me contestó.

Una parte minúscula,
una parte crítica,
una parte de lo infinito,
aquí estoy yo.
Con la música arriba, abajo, detrás y delante,
alimentada y sostenida por ella,
así vivo yo,
con una comprensión obtenida del poder misterioso
de la música de la noche. Continue reading